Panacota con frambuesas

07 September 2011 | Sarah Libros,Recetas

Ya estamos de vuelta de vacaciones con muchas ganas de ofreceros nuevas recetas y consejos sobre los mejores lugares donde disfrutar de vuestras merendolas. Empezamos la rentrée con la recomendación de un libro de cocina que os ayudará a superar la temida “vuelta al cole” con recetas fáciles y resultados asombrosos, que alegrarán vuestros paladares. Se trata del nuevo título de Jane Hornby que acaba de lanzar Phaidon, Qué cocinar y cómo cocinarlo, un libro que ilustra una selección de recetas de toda la vida, paso a paso y sin complicaciones, con cierto acento de exotismo y algunos platos clásicos de la cocina anglosajona. Para ofreceros un adelanto de lo que podéis encontrar en él, os mostramos cómo hacer uno de sus deliciosos postres: Panacota con frambuesas. (+)

‘Qué cocinar y como cocinarlo’ (Phaidon), un libro que ilustra las recetas, paso a paso.

Panacota quiere decir, en italiano, “nata cocida”. Con vainilla fresca y frambuesas se convierte en un postre tan impresionante y especial como sencillo.

 

INGREDIENTES

(Para 6 personas)

 

Tiempo de elaboración: 30 minutos. 30 más para reposar y 6 horas para enfríar.

 

  • 5 hojas de gelatina
  • 1 vaina de vainilla
  • 450 ml double cream (nata para montar)
  • 450 ml de leche entera
  • 80 gr de azúcar extrafino
  • 200 gr de frambuesas

Estas flaneras de Lékué os podrían servir para hacer la panacota

ELABORACIÓN

 

  1. Llena un bol pequeño con agua fría y sumerje las hojas de gelatina. Al cabo de un par de minutos, se ablandarán y adquirirán una textura gelatinosa. GELATINA EN POLVO. Si no encuentra gelatina en láminas, utilice 3 cucharaditas de gelatina en polvo. Sigue las instrucciones del paquete o espolvoréalas sobre 2 cucharadas de agua fría en un bol refractario. Deja reposar hasta que absorba el líquido y aumente su tamaño. Calienta un cazo con agua, a fuego lento, y pon encima el bol con la gelatina. Se derretirá. No la calientes en exceso o afectará al sabor final. Una vez derretida, mézclala con la crema, como en el paso 4.
  2. Corta la vaina por la mitad, longitudinalmente, con un cuchillo pequeño y afilado. Para extraer las semillas, recorre la vaina abierta con la punta del cuchillo.
  3. Introduce las semillas de vainilla, la nata fresca y la leche, en un cazo. Bate para deshacer los grumos. Lleva a ebullición a fuego medio. Retira del fuego. Incorpora el azúcar, remueve y deja que se disuelva 2 minutos.
  4. Retira la gelatina del agua y escúrrela con las manos. Échala en la crema caliente y remueve hasta que se disuelva.
  5. Coloca 6 flaneras (de unos 150 ml), o tazas de té, sobre una bandeja de horno. Humedece su interior con agua fría y sacúdelas para eliminar el exceso de agua. Pon 6 frambuesas en cada una.
  6. Pasa la mezcla de crema a una jarra y viértela con cuidado sobre las flaneras. Deja que se enfríen 30 minutos.
  7. Cubre cada panacota con un film transparente para que no se forme una especie de piel en la superficie. Enfría en la nevera un mínimo de 6 horas (lo ideal es toda la noche).
  8. Retira el film cuando vayas a servirlas. Si has utilizado flaneras, afloja el borde y dales la vuelta sobre un plato. Si has utilizado tazas de té, sírvelas tal cual. Esparce alrededor unas cuantas frambuesas para adornar.

 


8 Respuestas a “Panacota con frambuesas”

  • 1 Costanza dice:

    Buenissima..aunque en italiano es “panna cotta”..y con chocolate ya es lo mejor del mundo!

  • 2 Cristina dice:

    Hola,

    Acabo de descubrir el blog y me parece fantástico. Gracias!

    No puedo evitar dejar un comentario relativo a la traducción del libro, que por esta pequeña muestra encuentro decepcionante (La traducción suele ser el talón de aquiles de cualquier libro de cocina -u otro tema especializado- extranjero traducido al español!).

    Supongo que los ingredientes están transcritos de la receta del libro:
    “450 ml de nata fresca espesa (double cream)”

    Francamente me imagino a la mayoría de la gente que quiere hacer esta receta confundida, no sabiendo exactamente qué tiene que comprar. Me da la impresión de que sería más preciso traducirlo como nata para montar (double cream, con una materia grasa cerca del 30%) frente a la nata para cocinar (single cream, con una materia grasa rondando el 18%).

    Desafortunadamente no podemos comprar nata fresca en los supermercados en este país, pero en muchas mantequerías o granjas donde también venden leche fresca, si que puede encontrarse (vale la pena pues tiene mucho más sabor que la nata procesada para larga duración).

    ¿Pero no debería la persona que ha hecho la traducción haber hecho un pequeño o gran esfuerzo para afinar la traducción y asegurarse de encontrar los terminos equivalentes? La traducción literal no suele funcionar con la cocina.

    Que lástima pues el libro promete mucho… habrá que comprar la versión original?

    De nuevo un abrazo y felicidades por el super blog. Y a vuestra panacota da ganas de pegarle un gran mordisco!!

    Cristina

  • 3 Laura dice:

    Hola_merendolas.com!
    He visitado vuestro sitio y me ha gustado mucho.
    Quisiera saber como podria tener contacto con vosotros.
    Muchas gracias por vuestra respuesta.

  • 4 Laura dice:

    Mmmm… ¡qué pinta! Os recomiendo que añadáis a la Panna cotta la mermelada de Frambuesa con Pimienta rosa de PANCRACIO. ¡Impresionante!

  • 5 Cecilia dice:

    Hola,

    Me encanta su web y yo tengo una preguntita sobre la panna cotta, el azúcar extra fino es el azúcar normal o es el azúcar glas????

    Muchas gracias

    Saludos

  • 6 Sarah dice:

    Creemos que es el azúcar glass, ya que el libro no lo especifica.

  • 7 Sarah dice:

    Sí, la traducción pasa la nota algo justita, pero, en fin, hemos tenido en cuenta tu comentario para traducirlo al menos aquí ;-)

  • 8 Sarah dice:

    Sabemos que el italiano es “panna cotta”. El libro se limita a hacer una transcripción fonética, españolizando el término. Por cierto, por aquí ¡parece que os va más la linguística que las merendolas! ;-D ¡Es broma!

Deja tu comentario