Cacao Sampaka: merienda bajo la sombra de un ficus

19 December 2008 | Sarah Dónde merendar

Uno de mis sitios preferidos para ir a tomar chocolate caliente es el Cacao Sampaka. Ya soy una habitual de su espacio de degustación en Barcelona y he tenido ocasión de visitar, en un par de ocasiones, su local de Valencia, que tampoco decepciona. El diseño del concepto de interiorismo corrió a cargo del Estudi Arola y el packaging lo desarrolló Pati Núñez; nada menos que dos premios nacionales del diseño (2003 y 2007, respectivamente) que ya han hecho tándem creativo en más de una ocasión.

El aspecto interior de los locales de Cacao Sampaka es igual en todos sus establecimientos pero adaptado a cada lugar, y se basa en la combinación de tonos marrón y crema que evocan los tonos del chocolate blanco y negro. Ello se consigue mediante la alternancia de materiales nobles como la madera, en tonalidades claras y oscuras, y superficies de gresite marrón y crema que recuerdan a las onzas de las chocolatinas. La cafetería tiene un aire de jardín o patio interior con un hermoso ficus plantado en su parte central (en Barcelona). A veces me he preguntado qué pasará con el ficus cuando siga creciendo y llegue a ser tan alto que ya no quepa en el espacio… ¿Tendrán que abrir la claraboya para que pueda expandir sus ramas hacia el exterior…? En fin… Por el momento podemos seguir sentándonos bajo el árbol en una bancada lateral, situada frente a la barra del bar y disfrutar de un chocolate a la taza mientras los rayos de sol filtrados por la claraboya nos acarician el rostro… ¡Hmmmm…! Allí se puede desayunar, almorzar (focaccias, bikinis…) o merendar. Mi favorito para merendar es el chocolate a la taza caliente “Azteca”, con un 70% de cacao y tan negro que tienes que limpiarte bien los morros antes de sonreír. Un capricho de lo más reconstituyente, especialmente en invierno, y que podemos acompañar de una tira de melindros (bizcochos tipo “lengua de gato”) cómodamente alineados sobre papel de hornear, o bien, un esponjoso bizcocho de naranja casero. Si tienes más apetito, también son riquísimas las finas tostadas de pan de chapata que se sirven con mantequilla y cremas de cacao con sabores (frambuesa, naranja…). Si estás de un humor más sibarita, puedes pedirte una copa de vino moscatel y degustar una pequeña selección de bombones de la tienda. Y es que ese es el principal punto de atracción.

Anexa a la cafetería, la tienda es el reclamo para los que vienen de la calle atraídos por el aroma a chocolate que no pasa desapercibido. Su producto estrella son los bombones de múltiples sabores que se hacen en el propio obrador de la casa, clasificados por colecciones (flores e infusiones, frutos secos, especias, experimentos gastronómicos, cacaos del mundo…). Se venden en preciosas cajitas decoradas y su precio es muy asequible. También tienen tabletas de chocolate de diferentes procedencias o con distintos aromas, además de algunos productos de confitería. Un lugar acogedor y apetecible todo el año (para el verano son muy recomendables su chocolate a la taza frío, exóticos zumos naturales tipo smoothie y helados caseros de distintos chocolates).

Cacao Sampaka. Consell de Cent, 292. 08007 Barcelona. T 93 272 08 33. www.cacaosampaka.com


Un comentario a “Cacao Sampaka: merienda bajo la sombra de un ficus”

Deja tu comentario