Bizcocho de la Yaya

22 April 2009 | Samantha Recetas | Tags:

Seguro que habréis oído hablar alguna vez de aquella famosa receta de bizcocho que se hace con medidas de vasito de yogur. Bien, pues aquí la tenéis, de la mano de nuestra “Yaya” María. Y no podía faltar un clásico toque de licor de anís. ¡Que la disfrutéis!

Molde Classic redondo 20 cm de Lékué

INGREDIENTES

  • 1 yogur de limón
  • 3 huevos (separados)
  • 3 medidas de harina (del vasito de yogur)
  • 2 medidas de azúcar
  • ½ medida de aceite de oliva
  • ½ medida de anís (Chinchón, Anís del Mono, …)
  • 1 sobre de levadura Royal
  • Ralladura de limón
  • Piñones naturales

PREPARACIÓN

  • Separar las claras de las yemas de los huevos.
  • Mezclar las yemas de los huevos con el yogur, el aceite de oliva, el anís y la ralladura de limón.
  • Por otro lado, mezclar la harina con el azúcar y la levadura. Una vez mezclado, añadir a la mezcla anterior, poco a poco, mientras seguimos batiendo.
  • A continuación, batir las claras de huevo a punto de nieve y añadirlas a cucharadas, poco a poco, como si quisiéramos esconder la espuma, vertiendo la masa por encima de ella.
  • Verter la mezcla en un molde (hemos utilizado el molde Classic 20 cm de Lékué)  y esparcir unos piñones por encima.
  • Introducir en el horno precalentado a 180ºC durante aproximadamente 20 min, o hasta que pinchándolo con un cuchillo el filo salga limpio.

Un comentario a “Bizcocho de la Yaya”

  • 1 Anja dice:

    Hola, suelo hacer una variación de este bizcocho fantástico de la yaya, que hace que quede muy jugoso. En lugar de 3 vasitos de harina, le pongo dos de almendra molida y uno de harina integral. Sólo le pongo un vasito generoso de azúcar moreno, y añado algo de canela, clavo, vainilla (ya sea vainillina o unas gotas de esencia de vainilla) y un poco de cacao en polvo, por lo que no le pongo la ralladura de limón, ni el anís (¡pero ya sabemos que a las abuelas una copita de anís les sienta de maravilla!). Para quien lo prefiera con un poquito más de sustancia, se pueden añadir unas avellanas molidas o sólo un pelín machacadas. Lo demás lo hago igual. ¡Buen provecho!

Deja tu comentario